Apenas una hora después de comenzar la sesión, el Ibex 35 trata de invertir su tendencia. El selectivo cotiza con subidas del 0.2% que le permite recuperar los 8.800 puntos perdidos en los primeros minutos de negociación. Una tendencia que trata de sortear los números rojos del sector financiero, el más penalizado de la sesión.
Tan sólo una hora ha servido al selectivo español para tratar de invertir su tendencia. Si en los primeros minutos de negociacion el selectivo español despedía los 8.800 puntos, apenas una hora más tarde no sólo los recupera sino que lo hace sin el favor del sector financiero.  De hecho, los dos grandes bancos se convierten en los más penalizados de la sesión al contar caídas de más del 1.29%, en el caso de Banco Santander, y del 0.78% en el BBVA. Caídas que llevan a sus títulos hasta los 6.21 ueros y 6.40 euros, respectivamente.

Un sector que hoy permanece pendiente de las claves que dé la Comisión Europea acerca de la recapitalización de la banca europea y que además cotiza la decisión de Fitch y S&P de rebajar la calificación crediticia de quince entidades financieras. Banco Popular descuenta algo más del 0.5% en tanto que Bankinter pierde un 0.3%, hasta los 4.40 euros. Un sector que "sigue estando muy débil", reconoce Roberto Moro, de Apta Negocios que considera que "seguirá habiendo mucha volatlidad porque hay mucha desconfianza e incertidumbre y Dexia es sólo la punta del iceberg".

De los bancos dependerán los 8.800 puntos

Este experto reconoce que el selectivo tendrá que contar con el favor de los dos grandes bancos y telefónica si quiere seguir manteniendo el nivel importante de los 8.800 puntos al cierre. "Una resistencia relevante no sólo porque fue resistencia anteriormente sino porque supone el 50% de corrección proporcional de toda la caída previa".  La operadora por el momento sí da su permiso para que el selectivo español mantenga este nivel pues, al ritmo del 0.27%, mantiene los 15 euros.