El Ibex 35 cierra plano (+0,01%) mientras el resto de los selectivos europeos lo hacen en rojo. El Euro baja, el Brent sube y los bancos españoles ganan en la semana en la que se preparan para rendir cuentas al mercado. Bankia lidera las ganancias del selectivo español que queda lastrado por las pérdidas de Indra, amenazada por las informaciones que apuntan a que podría haber cobrado comisiones en Angola.

El IBEX 35 cierra plano (+0,01%) en los  9.726  puntos. Dentro del selectivo, el mayor descenso es el de Indra, que retrocede un -2,27%, hasta los 9,45 euros por acción, después de conocerse las informaciones que afirman que Hacienda investigó a la compañía por comisiones de 2,4 millones en operaciones en Angola. También se anotan caidas en Ibex 35,  IAG y Mediaset que caen un -1,30% y un -1,25%, respectivamente. El grupo de comunicación presenta sus resultados del segundo trimestre el próximo miércoles y esta mañana recibía una mala recomendación de UBS. Los expertos no pierden de vista la debilidad del mercado publicitario, que siguen sin remontar pese a la emisión del Mundial de Rusia.

Ana Gómez, analista financiero de Renta 4 no prevé “cambios frente a la actual guía de 770 millones de euros (que incluye los gastos del Mundial)”.

Por el contrario, la mayor subida del índice español es la de Bankia, que repunta un 2,27%, por delante de Bankinter, que suma un 0,97%, y BBVA que se revaloriza un 0,97%, en la semana que rendirán cuentas al mercado.  Los pronósticos del consenso auguran que en conjunto, los seis grandes bancos españoles habrán ganado más de 8.800 millones de euros. O lo que es lo mismo, un 15% más de lo que ganaron el mismo semestre de 2017,  frente a los 3.917 millones de euros de las mismas fechas del pasado ejercicio, según los analistas de Facset. En la sesión de hoy, los tílos del Banco Santander suman un 0,41% y los de Caixabank un 0,46. Sabadell es la única entidad que cierra hoy en negativo con un descenso del -0,22%.

Respecto a DIA, el valor consiguio dar la vuelta a los números rojos de la primera mitad de la sesión, y cierra con un repunte del 0,76%, a pesar de los malos pronósticos sobre su negocio de las casas de análisis. Esta mañana llegaba a perder más de un 4% después de que HSBC rebajara su recomendación a "reducir" desde "mantener" y el precio objetivo a 1,8 euros desde 2,7 euros. Entre los motivos de la rebaja, los analistas del banco señalan la agresiva estrategia de inversión que está llevando a cabo su competidor Mercadona, líder en cuota del sector de supermercados en España, lo que está lastrando el flujo de caja de DIA

Telefónica baja un -0,36% después de la bajada de recomendación por parte de Goldman Sachs, de "comprar" a "neutral"; al tiempo que han reducido el precio objetivo de 8,85 euros a 7,60 euros. En su informe, estos expertos destacan las perspectivas de menor crecimiento, la mayor complejidad del negocio, peor panorama macroeconómico en Latinoamérica y la falta de catalizadores

Por su parte, Endesa se deja un -0,89% el día antes de rendir cuentas al mercado. La energética presentará mañana sus resultados del segundo trimestre de 2018.

En el Mercado Continuo, la mayor subida es la de Audax , que repunta un 25,61%; mientras que el mayor descenso es el de Oryzon Genomics, que retrocede un 6,35%.

Hoy han presentado sus resultados Vidrala y Global Dominion. En el caso de Vidrala obtuvo en los seis primeros meses del año un beneficio neto de 55,2 millones de euros, lo que supone un incremento del 22,2% respecto al mismo periodo del ejercicio precedente. En el caso de Global Domion, el incremento es del 26%, hasta los 12,6 millones.

El Ibex 35, el mejor de Europa

El resto de selectivos europeos se vuelven a teñir de rojo una jornada más Fráncfort baja un -0,10%; París, un -0,37%; Londres, un 0,30% y Milán, un 0,87%. El Euro Stoxx 50 retrocede un 0,19%.

En el mercado de divisas, el euro retrocede frente al dólar y se intercambia a 1,170 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent de referencia en Europa repunta un 0,77%, hasta los 73,55 dólares por barril.

G-20, tensiones comerciales y datos macroeconómicos

“Destacamos el G-20 celebrado este fin de semana y que ha puesto de manifiesto la preocupación sobre el incremento del proteccionismo y el impacto de este sobre el crecimiento económico mundial. Aunque han instado a que se intensifiquen las conversaciones para prevenir que vayan a más las tensiones comerciales los líderes financieros finalizaron el G-20 con poco consenso sobre cómo resolver las disputas sobre los aranceles de Estados Unidos”, explican los analistas de Renta 4.

Esta semana el principal punto de atención serán los resultados empresariales, con una enorme batería de compañías publicando sus cuentas del segundo semestre de 2018,  a lo que se sumarán en el plano macro los PMIs de julio que permitirán confirmar el momento del ciclo económico.

Otros datos macro de relevancia serán, en EEUU la publicación del primer dato del PIB del segundo trimestre así como sus componentes, con fuerte aceleración esperada, a encuesta de sentimiento de la Universidad de Michigan y componentes, así como los pedidos de bienes duraderos de junio. En Alemania la encuesta IFO de julio.

Por lo que respecta al mercado, dos serán las citas a tener en cuenta. Por un lado, la reunión de Trump con Juncker el miércoles donde tratarán de llegar a un acuerdo sobre los aranceles al sector automovilístico. “Una reunión que será relevante, en tanto en cuanto un acuerdo de rebaja o supresión total de aranceles se interpretaría como un claro alejamiento de las probabilidades de guerra comercial, con la consiguiente recuperación de sectores muy castigados como el de autos. En caso de no alcanzar un acuerdo, seguimos confiando en que de cara a las “mid-term elections”  en Estados Unidos las negociaciones lleguen a buen puerto, aunque no sin volatilidad intermedia”, indican desde Renta 4.

Y por otro, la reunión del BCE el jueves, para la que el mercado no espera cambio alguno en la política monetaria, con mantenimiento de tipos (repo 0%, depósito -0,4%).

En su anterior reunión, celebrada el 14 de junio,) el BCE ya anunció una reducción en su plan de compra de bonos desde los 30.000 millones mensuales actuales hasta 15.000 millones en el periodo octubre – diciembre, finalizando así el QE a finales de 2018, siempre y cuando los datos que se vayan conociendo confirmen las expectativas de inflación de medio plazo del BCE (objetivo 2%).