El Ibex 35 acusa las dudas sobre la posible reestructuración griega en un día marcado también por la detención de Strauss-Khan. En concreto el selectivo español ha cerrado en los 10.363 puntos, tras cerrar plano. En cuanto al mercado de materias primas el barril de referencia en Europa el brent se ha situado en los 112 dólares, mientras que el euro se ha quedado sobre los 1,4221.
Los países periféricos copan las preocupaciones de los inversores en una sesión marcada por los miedos a la posible reestructuración de la deuda griega y la detención del director del Fondo Monetario Internacional, Dominique Straus-Kahn; un hecho que podría complicar la firma del rescate sobre Portugal.
 
El mercado se encuentra ahora a la espera del resultado de las reuniones del Eurogrupo y del Ecofin (hoy lunes y mañana martes), y a nuevos catalizadores en forma de resultados empresariales.
 
A todo esto se añade cierta incertidumbre sobre la progresión en el crecimiento mundial.
 
A pesar de ello y de que el Ibex 35 ha operado prácticamente en negativo toda la jornada, al cierre el selectivo ha recuperado el verde aunque ha cerrado plano.
 
Con esto los dos grandes bancos cierran la sesión con alzas del 0,6% tanto Banco Santander como BBVA mientras que el valor de mayor ponderación, Telefónica, cierra con descensos del 0,48%.
 
El mejor valor de la jornada ha sido BME que ha cerrado este lunes con alzas del 1,39%, seguido de Ferrovial que suma 0,78%.
 
Entre los peores de la jornada Gamesa que se ha dejado un 1,98%. Le siguen Endesa o Sacyr Vallehermoso que se han dejado un 1,22% y un 1,13%.
 
Protagonistas de la jornada también, Renta Corporación. La inmobiliaria dijo a última hora del viernes que ha alcanzado un acuerdo con todas la entidades acreedoras de una deuda de en torno a 300 millones para una refinanciación, extendiendo el vencimiento durante un periodo de ocho años. Los títulos de la inmobiliaria suman un 4,89%.