El selectivo de la bolsa de Madrid cierra la sesión con una importante revalorización del 1,90% y consolidándose de nuevo por encima de los 8.000 puntos con la ayuda inestimable de los bancos. Las financieras españolas han vuelto a dispararse después de que el presidente del BCE, Mario Draghi, haya elevado a ejemplo modélico el sistema financiero español. También han dado alas al selectivo Telefónica –de nuevo por encima de 10 euros- y Repsol –rozando los 17-. En el mercado de renta fija, la prima de riesgo se mantiene por debajo de los 300 puntos básicos y, en el de divisas, el euro-dólar se sitúa en 1,287 dólares.

El Ibex 35 ha cerrado la primera sesión de la semana en los 8.014 puntos gracias al empuje especial de los bancos. No obstante, la ruptura de los 8.000 enteros sólo es un efecto psicológico pues, según indica Roberto Moro, de Apta Negocios, "para pensar en volver a ver al Ibex 35 en los 8.600 puntos, debería superar lo 8.100, hueco que dejó el 20 de junio".
Santander, con una revalorización del 2,77% se ha colocado en cabeza del selectivo, seguido por CaixaBank (2,75%), Popular (2,65%) y Bankinter (2,45%). Entre medias de estos valores sólo ha logrado hacerse un hueco Dia, con una subida del 2,70%.

Además, destacar que algunos blue chips han reconquistado también importantes niveles, como Telefónica, que con una subida del 1,93% vuelve a colocarse sobre los 10 euros. También Repsol (2,09%) se ha quedado a un paso de los 17 euros –la resistencia técnica se coloca en 17,20-. Además, Iberdrola ha subido un 1,70% e Inditex un 1,87% hasta los 98,70 euros y, según Antonio Espín, analista independiente, “podríamos tomar posiciones en torno a los 95 euros porque podría atacar la resistencia de los 101,60 euros”.

En terreno negativo sólo ha terminado Sacyr (0,08%), a pesar de que su filial Testa ha comunicado la venta de parte de Torre Adriá en París por 224,7 millones de euros y desconsolidará deuda por 386 millones.

En el Mercado Continuo…
Realia
se hace con la medalla de oro hoy tras subir un 8,04%. Recordemos que la compañía prevé cerrar en julio su refinanciación de 847 millones.

En cambio, en la parte baja, Cementos Portland ha cedido un 3,75%, lo que le convierte en farolillo rojo.