El Ibex 35 consigue poner rumbo a su tendencia y opta por las ventas. El selectivo de la bolsa española cede más del 0.60% hasta los 13.906 puntos. De nuevo dos protagonistas: la desconfianza y la volatilidad, que cotizan cerca de sus máximos y que han provocado la vuelta a los números rojos en las plazas europeas. La estrella, Inditex que logra mantenerse con ganancias gracias a la mejora de nota de Deutsche Bank
Al índice español le ha costado decidirse por una tendencia y al final lo ha hecho. El Ibex 35 ha puesto el rádar en los números rojos y vuelve a encaminarse hacia pérdidas que le alejan de los 14.000 puntos. El resto de plazas europeas coloradas y con pérdias que superan el 0.20%. La más penalizada es el FTSE-100 que descuenta un 0.30% mientras que Eurostoxx50 y DAX apenas superan el 0.25% de caída a media sesión.