El selectivo español registra descensos en la media sesión de la primera jornada del año, poniendo en peligro los 10.000 puntos, a pesar de los avances de IAG. Así, el Ibex 35 sigue la tendencia del resto de principales bolsas europeas, que también retrocede tras la publicación de varios índices PMIs, mientras que el euro se mantiene por encima de los 1,20 dólares.

En la media sesión, el Ibex 35baja un 0,18%, hasta los 10.025,6 puntos, después de que iniciara la jornada con avances.

Dentro del indicador, las ganancias las lidera IAG, que sube un 2,60%, hasta los 7,42 euros por acción. Al cierre de la sesión del viernes, la compañía comunicó la compra de los activos de la aerolínea austriaca Niki por 20 millones de euros. La transacción se realizará a través de la creación de una nueva compañía subsidiaria de Vueling que se incorporará como una empresa austriaca y operará inicialmente de manera independiente. Los activos incluyen un máximo de 15 aviones de la familia A320 y una cartera de slots en varios aeropuertos, incluidos Viena, Dusseldorf, Munich, Palma o Zúrich. La transacción está sujeta a la aprobación de la Comisión Europea.

Tras el holding de aerolíneas se sitúa Siemens Gamesa y Repsol, que suben un 1,75% y un 1,32%, respectivamente.

Inmobiliaria Colonial se mantiene como el peor valor del Ibex 35 en lo que va de primera sesión de 2018, al retroceder un 1,62%, seguida deACS, que cede un 1,50%, y deMerlin Properties, que se deja un 1,02%.

En el Mercado Continuo,Urbassube un 23,08%, después de que el viernes se hundiera en la misma proporción. En dicha sesión, la CNMV levantó la suspensión cautelar de la negociación de los títulos. La suspensión de cotización pesaba sobre la compañía  desde el pasado 13 de septiembre, tras recibir el supervisor bursátil un escrito de la Audiencia Nacional en el que se informaba de las diligencias previas para la investigación de un presunto delito de estafa, delitos relativos al mercado y a los consumidores y delito societario de administración desleal.

El mayor descenso es el de Parques Reunidos, que se deja un 3,16%.

La rentabilidad exigida a la deuda de las principales economías de la eurozona ha repuntado con fuerza en el arranque del ejercicio 2018, alcanzando en los casos de España, Alemania e Italia su nivel más alto desde finales de octubre, ante la reducción del importe de las compras mensuales del Banco Central Europeo (BCE), que a partir de enero destinará únicamente 30.000 millones de euros a la compra de activos, frente a los 60.000 millones de los últimos meses. En concreto, el interés del bono español a 10 años alcanza el 1,61%, al tiempo que la prima de riesgo de España avanza hasta los 116,10 puntos básicos.

Hoy se ha conocido que el índice PMI manufacturero del sector servicios español registró en diciembre una lectura de 55,8 puntos, situándose ligeramente por debajo de 56,1, su máxima de casi 11 años registrada en noviembre, aunque sigue indicando una marcada mejora mensual de su “salud”, apuntan desde Markit. Las condiciones empresariales se han fortalecido ininterrumpidamente durante los últimos 49 meses. "Los datos de diciembre muestran un nuevo impresionante resultado para el sector manufacturero español a finales de 2017. La producción aumentó fuertemente gracias a un sólido incremento de los nuevos pedidos", añaden.

Asimismo, Markit ha publicado el PMI manufacturero de la zona euro. El crecimiento se aceleró durante el pasado mes de diciembre hasta los 60,6 puntos, frente a los 60,1 del mes anterior, lo que representa el nivel más alto del índice PMI desde sus orígenes a mediados de 1997.

Mientras tanto, el euro se mantiene por encima de los 1,20 dólares, al cambiarse a 1,206 billetes verdes. Los analistas de Bankinter explican que la moneda comunitaria se apreció con fuerza hasta superar dicho nivel “ya el viernes por la noche, sin razones específicas dada la ausencia de datos macro relevantes”, mientras que consideran que  “esta semana los indicadores manufactureros y laborales confirmarán nuevamente la fortaleza del ciclo americano. El compás de espera hasta la formación de gobierno en Alemania y la abundancia de macro americana buena esta semana podría frenar algo el avance de un euro que, a pesar de ello, seguirá tendiendo a apreciarse”, con lo que estiman un rango semanal entre los 1,20 y los 1,25 dólares.

El departamento de análisis de la entidad subraya en su informe diario que el viernes se cerró la semana, el trimestre y el año, cumpliéndose “los patrones tradicionales de estas fechas: bajo volumen, jornadas de transición/aburridas y una última sesión de “maquillaje” con mayor actividad en los últimos minutos”.  Con todo esto, consideran que 2017 ha sido satisfactorio desde el punto de vista de rentabilidades (Ibex, 7,4%; EuroStoxx50, 6,5%; S&P500, 19,4%; Nikkei, 19,1%) “no exento de dudas o incertidumbres (Corea del Norte, Brexit, reforma fiscal americana, múltiples elecciones en Europa, etc.), algunas de las cuales nos acompañarán a lo largo de 2018”.

“Hoy martes volvemos a poner el “contador a cero” con un tono de moderado/contenido optimismo por lo que respecta al ejercicio 2018 y, en particular, las bolsas. Sobre el ciclo no tenemos dudas: continuidad expansiva, salvo que algo inesperado y desconocido lo estropee. En el muy corto plazo (esta semana), lo normal es que el volumen retorne poco a poco a su nivel habitual, para alcanzarlo el próximo lunes”, añaden.

Con todo, las principales bolsas europeas retroceden. Fráncfort baja un 0,70%, París, un 0,93%; Londres, un 0,22%; y Milán, un 0,90%. El EuroStoxx 50 se deja un 0,78%.

Por su parte, el avance del petróleo Brent se reduce en la media sesión, al subir un 0,06%, hasta los 66,67 dólares por barril, después registrar su mejor apertura del año desde 2014, con el crudo en máximos desde mediados de 2015, por las protestas contra el Gobierno en Irán y los recortes de suministro liderados por la OPEP y Rusia.