Ni Merkel, ni Sarcozy ni el IFO y mucho menos el día de Acción de Gracias consiguieron invertir la tendencia del selectivo español que cerró la sesión con caídas del 0.2%, hasta los 7.721 puntos. La falta de acuerdo respecto a los eurobonos borró el optimismo insuflado por el IFO alemán durante la mañana. En una jornada en la que el mercado de divisas volvió a penalizar al euro frente al dólar, que bajó hasta las 1.33 unidades.

Muchas referencias y pocas ganas de cotizarlas en positivo. Los mercados comenzaban la mañana con un ligero rebote - acompañados por un dato de confianza empresarial en Alemania que subió por encima de lo previsto hasta los 106.6 puntos- pero que se borró según los mandatarios europeos fueron mostrando sus diferencias respecto a la emisión de eurobonos. La canciller alemana Angela Merkel ha dicho que sí, que acepta la unidad fiscal, pero nada de emitir eurobonos mientras que el presidente francés, Nicolás Sarcozy se ha mostrado favorable a dicha emisión.  Entre tanto, la agencia de calificación crediticia Fitch  da su particular estoque y rebaja la calificación de Portugal hata BBB- , desde BB+, con perspectiva negativa.

¿Conclusión? La prima de riesgo española sigue disparada por encima de los 460 puntos básicos y la renta variable sufre. En concreto, el Ibex 35 cerró con una penalización del 0.2% que le llevó a los 7.721 puntos. Una caída que se vio  acompañada por la falta de referencia de Wall Street -cerrado por la celebración del día de Acción de Gracias- y por los negativos del resto de plazas europeas. El DAX cayó un 0.2% y cerró en los 5.445 puntos. El Eurostoxx50 cotizo plano sobre los 2.095 puntos en tanto que el CAC-40 optó por el signo positivo al sumar un 0.4%, hasta los 2828 enteros.

Bancos, con  tono mixto

Entre los valores más penalizados, Abengoa que cerró con una caída del 3.8% hasta los 15.56 euros. Grifols y Bankinter cerraron con pérdidas de más del 1.5%, hasta los 11.11 euros y los 3.79 euros, respectivamente. Y a pocos pasos, el resto de bancos. Bankia descontó un 1.5% y marcó en los 3.15 euros. Banco Sabadell perdió un 0.2% y cerró en los 2.25 euros en tanto que los dos grandes bancos consiguieron cerrar con optimismo. En concreto, BBVA subió un 0.45% y cerró en los 5.52 euros mientras que Banco Santander se animó con un 0.4% de revalorización, hasta los 5.15 euros.

Una tendencia que no consiguieron copiar el resto de pesos pesados. Telefónica perdió medio punto porcentual y cerró en los 12.87euros. Repsol cotizó con un descuento del 0.05% que le llevó a los 19.74 euros mientras que Iberdrola recortó un 0.2% el precio de sus acciones, en 4.55 euros.

Entre los valores que más subieron de la sesión, IAG lo hizo con nombre propio al sumar un 5.24% a su cotización, en los 1.63 euros. Gamesa y Sacyr Vallehermoso cerraron el podio de las mayores subidas hasta los 3 euros y los 4.15 euros, respectivamente.