El Ibex cae ligeramente a media sesión hasta los 15.095 puntos después de que el mal dato del Instituto alemán ZEW haya penalizado fuertemente al resto de mercados europeos. Las operaciones corporativas mantienen firme a un mercado que, según los expertos, no rebasará los 15.150 puntos en el corto plazo. La confianza en los blue chips y resultados empresariales guiarán al selectivo en las próximas jornadas.
Si por algo destaca la jornada bursátil de nuestro país “es porque está aguantando bien con respecto al resto de plazas europeas” asegura Alberto Espelosín, analista de Ibercaja Gestión, quien considera que “el tope para el Ibex está en los 15.150 puntos para el corto plazo” y se moverá en un rango entre los 14.600-15.150 puntos” en próximas jornadas. En un contexto en el que el indicador alemán cede más del 1% mientras que Eurostoxx 50, CAC-40 y FTSE-100 incrementan su caída tras conocer que el Índice de confianza del consumidor que elabora el instituto ZEW se ha colocado en 10.7 puntos, muy por debajo de los 20 puntos que estimaban los analistas.