Las plazas europeas sacan el traje verde para irse de fin de semana. La renta variable española no ha dejado de escalar posiciones y eso que ha tenido que cargar con el peor dato de paro que se registra del otro lado del Atlántico – alcanza el 9,7% en agosto-. El Ibex 35 cierra con subidas del 1,86% y ataca el nivel de los 11.200 puntos apoyada por el tirón alcista de los bancos. En cuanto al mercado de divisas, el euro se impone frente al billete verde, se cambia por 1,423 unidades. El precio del barril de petróleo continúa en torno a los 67 dólares.
El viejo continente, al alza. Poco o nada han dudado hoy los inversores en salir de compras que, sin descanso, han llevado al Ibex 35 a superar los 11.200 puntos tras sumar un 1,86% - aunque en lo que va de semana el selectivo  español se ha dejado un 1,92%-. Parece que los escaparates llamaban y mucho la atención y eso que los datos de empleo de Estados Unidos no colgaban su mejor cartel: la tasa de desempleo alcanzó un 9,7% en agosto -tres décimas más que las registradas en julio, su mayor nivel desde 1983-. Sobre el paro se ha pronunciado el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, quien ha advertido que "las medidas de estímulo adoptadas para combatir la actual crisis económica deberían ser retiradas cuando el desempleo descienda así como cuando la recuperación económica tenga lugar”. Unas declaraciones que ha secundado el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, tras indicar que “es demasiado pronto para retirar las medidas monetarias especiales desarrolladas para apoyar al sistema bancario de la eurozona y al sector privado”. Todo un conjunto de estimaciones en lo que ha sido una jornada escasa de referencias macro en Europa. Con ello, el Dax alemán suma un 1,31%, el Cac 40 repunta un 0,90%, el FTSE100 gana un 1,10% mientas el Eurostoxx 50 obtiene un 1,28% de revalorización. 






La voz cantante del Ibex 35 procede del sector bancario. Es Bankinter quien se cuelga la medalla de oro rozando el 5% de revalorización. Y es que parece que al mercado le ha sentado bien que la entidad haya logrado colocar con éxito la primera emisión de deuda subordinada desde que estalló la crisis financiera en 2007 por un importe de 250 millones de euros. El resto de la banca mediana tampoco se queda atrás en las ganancias, Banesto ganó un 1,79%, Banco Sabadell rebotó un 1,01% mientras el Popular lo hizo un 1,11%. Los dos grandes también pisan fuerte, Santander ocupa el segundo puesto en la tabla al repuntar un 4,56% y es que sus títulos se han visto premiados después de que la entidad anunciara que completará el plazo de su oferta de reinversión del dividendo en acciones. Pero las noticias para la entidad presidida por Emilio Botín no acaban aquí, la filial del Banco Santander en Brasil prevé esperar 200 millones de dólares con su salida a bolsa.

Del resto de pesos pesados, Telefónica cerró con subidas superiores al 1% en un día en el que negocia con Deutsche Telekom la compra de T-Mobile Reino Unido. Por su parte, Iberdrola obtuvo un 1,27% de revalorización, Repsol YPF subió un 0,69%. Buen día también para el resto de compañías ligadas a las materias primas. Técnicas Reunidas consiguió acabar la jornada un 4,59% al alza, Acciona repuntó un 3,5% Abengoa subió un 2,83%, Gamesa repuntó un 1,87%. Arcerlormittal, tras haber sido uno de los valores estrella de la sesión, cerró con alzas del 1,69% mientras Acerinox lo hizo un 0,68%. 

Y en el continuo, Solaria se impone, repuntó más de un 10%, seguido de Service Point que ganó un 5,36%. Sol Meliá rebotó un 4,34% después de que UBS elevara el precio objetivo de la hotelera desde los 4,5 euros hasta los 5,2 euros manteniendo la recomendación de neutral. Un 0,94% ganó Fersa, compañía que ha elevado un 93,12% su participación en un proyectó eólico en Estonia de 100 millones de inversión. Del lado de los descensos, General de Inversión se dejó un 4,85%, San José perdió un 4,665 mientras Bodegas riojanas cayó un 3,68%.