Una bajada de más 300 puntos en una sola sesión. El Ibex35 comienza la semana con una penalización del 3.48% que le deja en los 8.021 puntos, lejos de los 8.310 puntos en los que comenzó la jornada. La incertidumbre en torno a las medidas que podría tomar el nuevo presidente del Gobierno electo, Mariano Rajoy, y los nuevos focos de inestabilidad en la Eurozona, ante un posible rescate de Hungría,  jugaron en contra de los mercados. También en el de divisas, el euro volvió a bajar hasta los 1.35 dólares.
Parecía que era lo que buscaban los mercados y, sin embargo, la elección del Partido Popular con mayoría absoluta no ha dado la seguridad esperada en el Ibex 35. Todo lo contrario. La bolsa española ha perdido más de 300 puntos en una sola sesión, quedando al borde de los 8.000 “lo que hace pensar en el soporte de más largo plazo que se encuentra en torno a los 8.000-7.800 puntos,” reconoce Miguel Cedillo, director de análisistécnico.es. A la espera de conocer cuáles serán las medidas que tome Mariano Rajoy para tranquilizar a los mercados, siguen llegando noticias de la Eurozona que enturbian – más si cabe- el panorama. El posible rescate de la economía húngara – primera de Europa en ser rescatada- se une a las palabras de la agencia de calificación Fitch señalando que si la crisis financiera se agrava “los bancos de la zona euro podrían verse forzados a rebajar el apoyo a sus filiales en los países del centro y este de Europa”.

¿Consecuencia? Los bancos agudizaron sus pérdidas. De hecho, los dos grandes vieron cómo sus CDS – seguros ante riesgo de impago- se dispararon más del 20% (Ver gráfico adjunto) en la sesión.  Llegando a cotizar en máximos históricos.



La cotización de Banco Santander, perdió un 3.45% y cerró en los 5.38 euros. En el BBVA, las pérdidas fueron mayores. Más del 3,48% de caída que llevó a sus títulos hasta los 5.72 euros al cierre de la sesión. Y con ellos: el resto del sector. Banco Popular cedió un 3.70% - hasta los 2.91 euros- Caixabank retrocedió un 4.4% y marcó en los 3.63 euros su úlitmo precio  en tanto que Bankia fue de los pocos que mantuvo con cierta ‘firmeza’ el envite de los mercados y, con caídas del 1.7%, cerró en los 3.35 euros.

Sin embargo, no fue el sector financiero el más penalizado de la sesión. ArcelorMittal contó pérdidas de más del 7% en su cotización, que cerró en los 12.13 euros. Sacyr Vallehermoso cedió un 6..9% en tanto que Gamesa y ACS recogieron caídas de más del 5%, hasta los 4.27 euros y 22.98 euros, respectivamente. Entre los pesos pesados, Telefónica retrecedió un 3.5% y marcó en los 13.41 euros su último precio. Iberdrola superó en más del 4% su caída mientras que Repsol descontó un 3.4% de su precio, que cerró en los 20.60 euros.

Las menores caídas llevaron el nombre de BME que, al ritmo del 0.15%, cerró en los 20.29 euros. Amadeus recortó en un 0.3% el precio de sus acciones - que mañana podrán comprarse por 12.44 euros- mientras que FCC perdió un 1.4% y cerró en los 17.50 euros la sesión.

Banco Valencia, suspendida

En el continuo español, pendientes de Banco Valencia después de ser suspendida de cotización cuando cedía más del 3.2%. ¿El motivo? El Banco de España ha decidido finalmente intervenir la entidad. A petición de su Consejo de Administración, el organismo ha acordado hoy la sustitución de los administradores del banco por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). El FROB suscribirá capital del banco por un importe de hasta 1.000 millones de euros y le otorgará una línea de crédito de 2.000 millones de euros para asegurar su liquidez. los títulos de la entidad cotizaban a 0.74 euros en el momento de la suspensión.