El selectivo español abre con caídas, arrastrado en especial por la gran banca. BBVA desciende con fuerza en los primeros compases de una sesión en la que comienzan a cotizar las nuevas acciones procedentes de su ampliación de capital para atender a la conversión obligatoria parcial de bonos convertibles. También cae con fuerza Santander, a pesar de ser elegido el mejor banco del mundo. El Ibex 35 se deja un 0,90% hasta los 6.891 puntos. Mientras, la prima de riesgo se dispara hasta los 546 puntos básicos luego que el BCE defraudara al no anunciar nuevas compras de deuda soberana.


El Ibex 35 se ahoga en las pérdidas. Luego que ayer se dejara un 3% de su valor por culpa del BCE (que sólo anunció el recorte de tipos un 0,25% y no la compra de deuda soberana europea), hoy cede arrastrado en especial por los grandes bancos. Por un lado, BBVA se desploma un 4% hasta los 5,24 euros. Este movimiento es comprensible ante el comienzo de cotización de 238.682.213 nuevas acciones ordinarias procedentes de la ampliación de capital del 4,6% para atender a la conversión obligatoria parcial de bonos convertibles. Además, este viernes BBVA recibe otro jarro de agua fría con la reducción de recomendación, desde ‘sobreponderar’ hasta neutral por HSBC, casa que le otorga un precio objetivo de 6 euros. Junto a BBVA, su ‘gemelito’. Santander se deja un 1,67%, a pesar de que ha sido elegido el mejor banco del mundo por Euromoney.

En la parte positiva, Grifols se hace valedor de su título de mejor acción del año y se dispara un 2,07%. De hecho, Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG Markets, es uno de los valores en los que confía para este segundo semestre.

En el grupo de los blue chips, Telefónica pierde un 0,735, Iberdrola un 0,94% y Repsol un 0,58%.

En el Mercado Continuo…
Biosearch
se haya por momentos en subasta de volatilidad. Sus acciones se disparan un 10% ante los rumores de fusión con Natraceutical.

BBVA también ocupa la última posición del Continuo.

Más allá de la renta variable…
La prima de riesgo se dispara hasta los 546 puntos básicos y la rentabilidad del bono español a 10 años escala hasta el 6,853%, luego que ayer las decisiones de política monetaria del BCE defraudaran. Por un lado, Draghi y los suyos cumplieron con las expectativas de rebaja de tipos en un 0,25%, hasta situar el precio del dinero en el 0,75%. Sin embargo, el presidente de la entidad bancaria central no se pronunció respecto a la posible compra de deuda soberana, lo que defraudo sobremanera al mercado. De hecho, Jesús Sánchez Quiñones, director general de Renta 4, “en el corto plazo el único que puede desactivar la tensión en la prima de riesgo y en los mercados es el BCE. Sólo con el anuncio de que comprará deuda, aunque no sea mucha”. 
 
SPREADS DEUDA ESPAÑOLA VS. ALEMANIA: