El movimiento del selectivo nacional está dando la razón al consenso de analistas que ya vaticinaban hace un par de semanas que la curva del Ibex 35 no es más que un rebote. Lo cierto es que la situación de este jueves de Corpus no acompaña con una prima de riesgo en los 270 puntos básicos, el diferencial del bono español con el alemán en el 5,6, la cumbre europea para resolver la incertidumbre griega y, para colmo, una economía, la estadounidense, que no acaba de despegar. De momento, los CDS de Grecia ya han batido la barrera psicológica de los 2.000 puntos básicos.


Si el pasado martes la aprobación de nuevo plan de reformas por parte del Ejecutivo de Papandreu fue recibido por Europa vestida de verde, ayer se dejaba llevar hacia la zona de pérdidas a la expectativa del discurso de Bernanke sobre una posible subida de tipos de interés.

Hoy, sin embargo, no ha habido ni opción a las dudas. La apertura venía teñida en rojo y si el Ibex 35 se dejaba algo más de medio punto porcentual a las 9 de la mañana, quince minutos más tarde el desplome ascendía más allá del 1% encabezado por la banca. A media sesión, BBVA es el farolillo rojo del selectivo, se deja un 3,42% y sus títulos retroceden hasta los 7,72 euros, mientras que su homólogo, el Banco Santander, cae un 2,61% y se coloca en los 7,79 euros. Idéntica situación para Bankinter que retrocede un 2,25% y el Banco Sabadell y el Popular que se mantienen en la parte negativa de la tabla con pérdidas del entorno del 1,20%.

Inditex es el único valor que se salva de la quema, quizás por los rumores sobre su posible interés en Giordano, que ayer se anotaba un repunte del 5% en la Bolsa de Hong Kong. El grupo de Amancio Ortega suma un ligerísimo 0,37% de ganancias.

En este punto, ¿dónde queda el Ibex 35? En la última semana ha sufrido caídas hasta el soporte de los 9.800 puntos para después experimentar un rebote hacia los 10.300 puntos. De momento, aguanta los 10.000 enteros a media sesión.


Gráfico semanal Ibex 35 (2011)




Roberto Moro, analista de Apta Negocios, considera que el Ibex 35 ya se está moviendo 'en el rango 9.800/10.300 puntos. Los 9.800 puntos supondrían una reanudación del escenario bajista. Los mercados están raros y la situación en Europa está complicada. La banca europea tiene un auténtico problema. Los mercados, aún así, tienen un fondo relativamente fuerte y robusto, pero llevamos cinco meses moviéndonos en los mismos niveles.'

Y despierta su desconfianza sobre los dos grandes valores bancarios del selectivo, BBVA y Santander, sobre los que no entiende 'que tengan volatilidades intradía de un 6%, tienen movimientos de auténticos chicharros.'

A falta de que comience sobre las 18:30 horas de este jueves la cumbre de ministros de la Unión Europea en Bruselas donde tratarán de adoptar una solución definitiva a la crisis de deuda griega, la prima de riesgo española ha vuelto a dispararse a niveles de 270 puntos básicos.

Por su parte, el par euro/dólar sigue en picado con un desplome del 0,68% que le ha hecho perder el 1,43.