El HSBC, el mayor banco de Europa, anunció hoy que destinará 1.000 millones de libras (1.100 millones de euros) a nuevos créditos hipotecarios para clientes que dispongan tan sólo de un depósito equivalente al 10 por ciento del valor del préstamo. Con esta medida, la entidad abre el grifo del crédito para aquellas personas que intentan adquirir su primera vivienda y que han visto cómo la crisis de las hipotecas de alto riesgo (subprime) y el posterior colapso del sistema financiero han reducido sus opciones de financiación.