El Gobierno belga se reunirá esta tarde para analizar un posible rescate del banco KBC, que ya ha recibido en dos ocasiones asistencia de las autoridades públicas ante sus dificultades, tras el estallido de la crisis financiera. Un consejo de ministros restringido, en el que participarán el jefe del Ejecutivo, Herman Van Rompuy, y los viceprimeros ministros, será el encargado de estudiar las posibles medidas a partir de las 15:00 horas. Según los medios belgas, el Gobierno trabaja en un plan de garantías para parte de los créditos de KBC, en peligro por las depreciaciones de su cartera de obligaciones de deuda colateral (CDO).
El consejo ministerial ya se reunió anoche para analizar la situación del grupo bancario flamenco, cuya cotización en bolsa fue suspendida hoy ante los rumores.

Previsiblemente, el Gobierno anunciará hoy sus medidas, pues KBC tiene previsto presentar mañana sus resultados del primer trimestre del año.

En los últimos tres meses de 2008, la entidad registró una pérdida neta de 2.625 millones de euros, lo que dejó en el conjunto del año un balance negativo de 2.484 millones de euros.