El nuevo gobernador del Banco de Japón (BOJ), Masaaki Shirakawa, ha señalado que el crecimiento de la economía japonesa se ha rebajado por el fuerte aumento de los costes de la energía y las materias primas. Shirakawa, que tomó posesión de su puesto el pasado día 9, reconoció que el crecimiento de la segunda economía del mundo "se ha ralentizado de momento" pero agrega que "posteriormente volverá a una tendencia de expansión moderada". El nuevo gobernador, que ha pronunciado un discurso durante una reunión del BOJ, ha admitido además que han aumentado las pérdidas de las instituciones financieras japonesas relacionadas con la crisis hipotecaria en Estados Unidos.