El precio del gasóleo de automoción, el carburante más demandado en España, continúa su escalada impulsado por la subida del petróleo y se vende a una media de 1,308 euros por litro, un 9,2% más que a principios de mayo, según los datos del último boletín petrolero de la UE difundidos hoy. El precio de la gasolina sin plomo de 95 octanos se ha incrementado el 4,7% desde comienzos de mes y el litro se vende a una media de 1,228 euros. En lo que va de año el gasóleo de automoción ha subido el 20,9% y la gasolina el 10,2%. Con estos precios llenar un depósito de 55 litros de un coche diesel cuesta actualmente 71,94 euros, frente a los 65,89 euros de comienzos de mes y los 59,51 euros de principios de año.
En el caso de la gasolina, repostar un depósito es 3 euros más caro que a principio de mes y 6 euros más que al inicio de año. A pesar del repunte, los precios después de impuestos en España continúan por debajo de la media de la Europa de los Veintisiete y de los Quince. La gasolina súper 95 cuesta en la UE-27 una media de 1,414 euros por litro y en la UE-15 1,438 euros, mientras que el precio del gasóleo de automoción es de 1,422 y 1,413 euros, respectivamente.