El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha revisado ligeramente al alza sus pronósticos para la economía española en 2010, al augurar una contracción del 0,6%, una décima menos de lo previsto el pasado mes de octubre, mientras mantuvo sus proyecciones para 2011, para cuando espera que la economía española crezca nueve décimas. De este modo, las nuevas proyecciones del FMI confirman que España será la única de las grandes economías que registrará una caída del PIB este año, mientras que en 2011 crecerá de manera más débil que el resto.