El Fondo Monetario Internacional (FMI) estudia la posibilidad de incrementar en 10.000 millones de euros su participación en el mecanismo de rescate de Grecia, que inicialmente contemplaba préstamos bilaterales procedentes de los países de la zona euro por importe de 30.000 millones de euros a los que se añadirían otros 15.000 millones por parte de la entidad dirigida por Dominique Strauss-Kahn, según informa el diario 'Financial Times'. Fuentes financieras y de los gobiernos de EEUU y Grecia indicaron al rotativo británico que el FMI negocia la posibilidad de elevar en 10.000 millones de euros su contribución a este mecanismo de ayuda. En concreto, la institución internacional podría disponer de tal suma bajo la fórmula de un préstamo a tres años a Atenas, según indicaron fuentes conocedoras de las conversaciones.