La "crisis económica" causada por las dificultades del sector hipotecario estadounidense y los resultantes trastornos en los mercados de créditos no "ha quedado atrás", según el director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn. El funcionario agregó que no espera una recuperación, al menos, hasta inicios de 2009. El actual aumento de la inflación, especialmente en los alimentos, podría afectar la situación política internacional, y no sólo a la economía, ya que en el pasado las alzas en los precios de los alimentos han generado agitación social y la caída de gobiernos, señaló el funcionario.