Estas son las declaraciones de Jim McNerney, presidente y consejero delegado del fabricante estadounidense Boeing.


La compañía considera que el dictamen emitido este miércoles por el órgano de apelación de la Organización Mundial del Comercio (OMC) ha confirmado que Airbus recibió 18.000 millones de dólares en ayudas ilegales y otros subsidios por parte de la Unión Europea.

Esta suma incluye 15.000 millones de dólares en ayuda al lanzamiento, y 4.000 millones de dólares que corresponden al programa A380, y "sin los cuales Airbus no hubiera sido capaz de desarrollar sus flota de aviones", afirmó Boeing.

La suma incluye también 3.000 millones de dólares en otros subsidios distintos a la ayuda al lanzamiento, una cantidad "que excede por sí sola" los 2.700 millones de dólares en subsidios no corregidos (principalmente gastos de la NASA y de I+D) que la OMC atribuyó a Boeing en una decisión aparte, en marzo, y que se encuentra en estos momentos apelada.

"Esta es una clara y final victoria para el comercio justo que equilibrará el cambio de trabajo para los trabajadores del sector aeronáutico de EEUU", destacó Jim McNerney.

Según Europa Press, McNerney señaló que el fallo, correspondiente a la apelación por parte de Airbus del dictamen emitido hace un año, ha concluido que las ayudas y los subsidios ilegales a Airbus distorsionaron el mercado, perjudicando a la industria estadounidense, y que por tanto deben llegar a su fin.

Boeing agradeció a la Administración estadounidense y al Congreso su "implicación en el caso" para hacer cumplir las reglas del comercio mundial. "Nos unimos a ellos para pedir el cumplimiento inmediato de esta decisión histórica", sentenció.

A las 22.00 hora española, Boeing sube en torno a un 0,64% hasta 77,17 dólares.