El factoring registró un volumen de negocio de 104.223 millones de euros en España en 2009, lo que supuso un descenso del 1,28% de esta actividad respecto al ejercicio precedente cuando las cesiones de facturas de las empresas españolas alcanzaron un total de 105.570 millones de euros y el negocio creció un 27,3%.