El euro se recuperaba el martes frente al dólar tras la publicación de los datos de ventas pendientes de viviendas en Estados Unidos, que se situaron por debajo de las expectativas y contrarrestaron los sólidos pedidos de fábricas. Antes de la publicación de los datos, el euro se debilitaba por debajo del nivel de 1,44 por dólar. Tras los datos, el euro se cotizaba en 1,4421 por dólar, frente a los 1,4412 del lunes por la tarde.