El euro ha subido en la apertura del mercado de Fráncfort y ha encadenado un nuevo récord histórico frente al dólar en 1,4348 dólares por las señales de debilitamiento de la economía estadounidense. Los analistas explican que el fuerte avance de la divisa europea se debe a las expectativas de un recorte de los tipos de interés en EEUU, tras la publicación de cifras macroeconómicas negativas y débiles resultados de bancos.