El Euribor a un año, el indicador más utilizado en España para el cálculo de hipotecas, volvió a subir en su cotización diaria hasta las puertas de su récord histórico, al situarse en el 5,432%, mientras el Banco Central Europeo (BCE) decidirá hoy si sube los tipos de interés en la eurozona. El indicador suele subir cuando el BCE tiene intención de subir los tipos de interés, lo que previsiblemente sucederá hoy. Con la sesión de hoy, el Euribor se coloca a siete milésimas del récord histórico ubicado en el 5,439% que logró el pasado 13 de junio. El Euribor cerró junio en el 5,361% y marcó así un máximo histórico mensual que supone para las hipotecas contratadas hace un año un incremento de cerca de 900 euros.
Así, para una hipoteca de 150.000 euros contratada en junio de 2007 con un plazo de amortización de 25 años, la cuota se elevaría 75 euros más al mes o 895 al año. Desde que comenzara a cotizar, en enero de 1999, el Euribor sólo había superado el 5% en cinco ocasiones en su media mensual, entre julio y noviembre de 2000. El Euribor ha cerrado cuatro meses consecutivos de subidas, que han hecho que durante junio no se situara en ningún momento por debajo del 5%, mientras que en las tres sesiones de julio se ha mantenido por encima del 5,41%. La mayoría de los expertos consultados por EFE coinciden en que el Euribor se encuentra en máximos y prácticamente "ha tocado techo".