El estado italiano gastó 1.741 millones de euros más de lo que ingresó en marzo, una cifra que se elevó respecto a la deuda récord de febrero, de 1.707 millones de euros, según informó hoy en su pagina web el Banco de Italia. La mayor deuda es consistente con la caída de la recaudación fiscal en el primer trimestre de 2009, en el que el estado obtuvo a través de los impuestos 81.016 millones de euros, lo que supuso una caída del 4,77 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado. La caída en la recaudación fue especialmente pronunciada en enero y febrero, pero en marzo el estado recaudó una cifra solo un 0,51 por ciento inferior a la del año anterior. El mes pasado el Instituto Nacional de Estadística italiano (Istat) anunció que prevé que el déficit fiscal alcance este año el 3,7 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), un punto más que el del año pasado.