El empleo no agrícola se incrementó en 40.000 trabajadores en el mes de abril, según la agencia estatal ADP. La previsión era de una caída de 30.000 empleos. El dato de marzo se ha revisado al alza hasta los 13.000 trabajadores. Además, la productividad no agrícola creció un 2,6% en el primer trimestre, en la línea de lo esperado, mientras que los costes laborales se incrementaron el 2,2%, dos décimas más de lo previsto.