El empleo de las grandes empresas --las que facturan más de seis millones de euros-- aceleró su caída al 7% en 2009, tras disminuir un 0,5% el año anterior, con lo que se situó en poco más de cinco millones (5.010.089 trabajadores), mientras que las ventas de dichas compañías se redujeron en un 12,6% en el mismo periodo.  Según la estadística 'Ventas, Empleo y Salarios en las Grandes Empresas' elaborada por la Agencia Tributaria y consultada por Europa Press, el empleo se contrajo durante el pasado año en todos los sectores, con la excepción en las empresas energéticas y de agua, que incrementaron su plantilla un 0,4%.