El euro subía frente al dólar estadounidense a primera hora de la tarde a pesar del mal dato de confianza del consumidor en Alemania ya que predomina la preocupación por el sector financiero estadounidense después de que el Gobierno anunciase el viernes que otros dos grupos hipotecarios tendrán que echar el cierre. 'Los nervios en EEUU mantienen el billete verde bajo presión (...) sumado al debilitamiento por la mañana de los futuros han prestado apoyo al euro', comenta Matthew Foster-Smith de Thomson IFR Markets. La cotización de las principales divisas se moverá en bandas estrechas hasta la última parte de la semana cuando se publican el PIB estadounidense, el ISM y el informe de empleo, indica Ulrich Leuchtmann de Commerzbank. A más largo plazo, los analistas apuestan por el dólar ante el empeoramiento de la economía europea en un momento en que los datos flojos de EEUU han dejado de ser una sorpresa. A las 14.05, el euro se cruzaba en 1,5748 dólares con una subida del 0,31%.