El diferencial entre la deuda española y la alemana -de referencia en Europa- crecía hoy un punto en la apertura de los mercados del Viejo Continente y se situaba en 0,75, puesto que la rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años se ha situado en el 4,03% y la de las alemanas en el 3,28%.