Las compañías eléctricas acumularon un déficit de tarifa (diferencia entre ingresos y costes del sistema) en los cuatro primeros meses del año de 1.306,2 millones de euros, cifra que septuplica la registrada en el mismo periodo de 2007. Según la cuarta liquidación de 2008 de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), los ingresos netos del sistema eléctrico crecieron el 9,89%, hasta los 4.879,2 millones de euros. El coste de la energía ascendió a 4.387 millones de euros, un 44,6% más que en el periodo enero-abril de 2007, por lo que quedaron 492,2 millones para retribuir los distintos capítulos regulados. El aumento del coste de la energía se explica por el incremento del precio en el mercado mayorista eléctrico, que a su vez refleja la subida del petróleo y otros factores como la escasa generación hidráulica de los cuatro primeros meses del año. En el periodo de referencia la electricidad costó una media de 6,7 céntimos de euro por kilovatio-hora (KWh), frente a los 4,49 céntimos del año pasado y a los 6,39 céntimos considerados a la hora de establecer la tarifa, explica el regulador energético.