El saldo negativo de la balanza por cuenta corriente de Estados Unidos se situó en 192.600 millones de dólares (144.408 millones de euros) en los tres primeros meses del año, lo que representa un 3,9% menos que en el mismo periodo de 2006, informó hoy el Departamento de Comercio.
Sin embargo, en términos trimestrales el déficit corriente estadounidense se amplió un 2,5% respecto a los 187.938 millones de dólares (140.912,5 millones de euros) del último trimestre de 2006. El incremento del desequilibrio se debió por el aumento del déficit en las transferencias de divisa al extranjero, mientras que el déficit en bienes creció en pequeña proporción. Estos incrementos fueron parcialmente compensados por ligeros aumentos del superávit en la balanza de servicios e ingresos.