Los inversores americanos afrontan la última jornada de la semana con una revalorización del 0,66% en el Dow Jones y vuelven a mostrar su confianza en el buen ritmo de la economía estadounidense. La subida del IPC del mes de mayo calma las tensiones de los inversores sobre futuras subidas de tipos y mantienen su optimismo con respecto a la Confianza del Consumidor.
Los inversores americanos prefieren comprar. Así lo muestran los indicadores estadounidenses que, en los primeros minutos de negociación, cotizan con subidas. Las mayores son para el tecnológico que se revaloriza en torno al 0,7% en su primer movimiento mientras el Nasdaq Comp sube más del 1%. El Dow Jones sube un 0,66%. El S&P cotiza con una ligera subida del Ana Rafels, Analista de Bolsacash considera que el nivel que tiene que vigilar el S&P son los 1.520 puntos y “si los mantiene irá a buscar nuevos máximos”. El IPC en EEUU ha subido siete décimas hasta colocarse en el 2,7% en tasa interanual mientras que el subyacente tan sólo ha variado un 0,1% hasta el 2,2%. Los expertos aseguran que el repunte de las gasolinas ha sido lo que ha incidido negativamente sobre este dato pero con el subyacente se deberían calmar los temores de los inversores ante los riesgos inflacionistas de los que viene advirtiendo la Reserva Federal. Los inversores recogen con buen tono este dato que podría confirmar un mantenimiento de tipos durante los próximos meses. El déficit por cuenta corriente en este mismo país ha alcanzado los 192.600 millones de dólares, desde los 187.900 del último trimestre de 2006. La cifra, mejor de la esperada por los expertos, equivale al 5,7 por ciento del Producto Interior Bruto. A las 16 horas se publicará el Índice de Confianza de Michigan. El consenso de los analistas se muestra bastante optimista al respecto y manejan una nueva subida. Favorecida por un mayor empleo y un aumento en los salarios, la confianza de los consumidores pondría de manifiesto un mayor dinamismo en el consumo. De este modo el ciclo americano conseguiría solventar la gran recesión del sector inmobiliario. Las referencias empresariales vienen de la mano del fabricante de software Adobe, que ha ganado 152 millones de dólares (144 millones de euros) en el primer trimestre. Una cifra que supera en un 23,5% a la del mismo período del año anterior. Además la compañía ha batido su récord de facturación trimestral, con 745 millones de dólares, un 17,3% más. Las acciones de Adobe suben en los primeros movimientos un 0,84% a 44,33 dólares. Además es noticia la matriz de Chicago Mercantile Exchange, que elevó ayer por segunda vez su oferta de compra sobre Chicago Borrad of Trade con el objetivo de imponerse a su rival IntercontinentalExchance (ICE) y crear un poderosos operador global de derivados en la ciudad. Esto supondría valorar cada acción en 202 dólares (unos 151,7 euros) por acción. El mercado espera que el ICE realice una nueva contraoferta después de haber elevado dos veces su propuesta de compra. Un cambio legislativo podría obligar a Blackstone a abandonar su salida a bolsa, pues podría obligar a pagar a este tipo de compañías de los doble de los impuestos en 5 años. Por sectores, la banca de inversión es uno de los focos de atención tras los resultados que se han publicado esta semana. Goldman Sachs, que anunció un incremento de sus beneficios del 1%, sube un 1,09% hasta los 228,20 dólares. Signo dispar en los primeros minutos de negocio para las compañías del sector petrolero , Exxon Mobil cotiza con un descuento del 0,55%, mientras que Conocco Philips sube un 0,87% y Chevron un 0,81%.