El déficit exterior por cuenta corriente fue de 30.370,5 millones de euros en los ocho primeros meses del año, lo que supone un descenso del 12,63 % con respecto al mismo periodo de 2010, según los datos publicados hoy por el Banco de España.

El supervisor atribuye esta disminución al favorable comportamiento de los saldos comercial y de servicios y, en menor medida, de las transferencias corrientes, que compensaron la ampliación del déficit de rentas.

En los ocho primeros meses, el saldo negativo acumulado de la balanza comercial se situó en 27.543,8 millones, el 13,70 % menos que en el mismo periodo del pasado año.