El déficit comercial de bienes del Reino Unido ha aumentado en julio hasta los 7.100 millones de libras, el mayor desde abril de este año, ya que la balanza petrolera ha vuelto a caer en números rojos. Los economistas esperaban un déficit de 6.400 millones de libras. Además, el déficit de junio ha sido revisado al alza desde los 6.300 millones de libras hasta los 6.500 millones.