El déficit comercial de mercancías del Reino Unido con el resto del mundo se incrementó el pasado mes de abril un 7,6% respecto a marzo, a pesar de que la debilidad de la libra frente al euro impulsó las exportaciones británicas a la Unión Europea. Según informó hoy la Oficina Nacional de Estadística (ONS), el déficit del comercio de mercancías se incrementó hasta los 7.000 millones de libras (8.139 millones de euros), frente a los 6.500 millones (7.558 millones de euros) de marzo. La balanza comercial británica se ha visto perjudicada por la caída de las exportaciones a los países no pertenecientes a la Unión Europea, que se redujeron en un 3%, así como al aumento de las importaciones de esta zona, que se incrementaron en un 4,5%.