El déficit comercial de EE UU bajó en enero hasta los 36.000 millones de dólares, frente a los 38.000 millones que esperaba el mercado. Además, los precios de importación cedieron un 0,2% en el mes de febrero, por lo que el dato anual muestra un descenso del 12,8%, siete décimas menos de lo esperado.