El precio del barril de petróleo de Texas continua con su acelerada subida y llega a los 88,6 dólares en Nueva York, después de que el Parlamento turco autorizara al Gobierno a lanzar una incursión militar contra las bases de los guerrilleros del PKK kurdo en el norte de Irak. Poco después de ese anuncio, los contratos de petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en noviembre intercambiados en la Bolsa Mercantil de Texas (NYMEX) añadían más de un dólar al valor de apertura y alcanzaban los 88,6 dólares, algo nunca visto desde que en 1983 comenzaron a negociarse este tipo de contratos.