El coste laboral de las empresas por trabajador y mes se situó en 2.534,86 euros en el cuarto trimestre de 2008, lo que supone un aumento del 5,4 por ciento con respecto al mismo periodo de 2007 y el mayor crecimiento interanual desde 2000, cuando comenzó a elaborarse esta estadística. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), este aumento está motivado, principalmente, por el incremento de los costes no salariales. Así, del coste total por trabajador y mes, 1.897,24 euros corresponden a salarios y 547,74 a cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, mientras que el resto corresponde a indemnizaciones o prestaciones sociales, entre otros conceptos.