El coste laboral medio por trabajador y mes (que incluye las renumeraciones y las cotizaciones sociales) ascendió a 2.428,69 euros en el tercer trimestre de 2009, lo que supone un crecimiento del 3,3% respecto al mismo periodo del año anterior, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Esta tasa del 3,3% es el crecimiento más bajo experimentado por el coste laboral desde el cuarto trimestre de 2005 y contrasta con el incremento registrado en el tercer trimestre de 2008, cuando el coste laboral por trabajador y mes creció a una tasa del 4,8%.

En el segundo trimestre de 2009, el coste laboral de las empresas aumentó un 3,9%, seis décimas más de lo que lo ha hecho en el tercer trimestre.

Del total del coste laboral, el coste salarial (que comprende todas las remuneraciones, tanto en metálico como en especie) alcanzó los 1.776,25 euros, un 3,1% superior al del tercer trimestre de 2008, mientras que el salario ordinario, es decir, sin pagos extraordinarios ni atrasados, creció un 3%, hasta 1.621,94 euros.

Por su parte, los otros costes laborales (que incluyen las percepciones no salariales y las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social) ascendieron a 652,44 euros, un 3,9% más.

El principal componente de los otros costes son las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, que crecieron un 2,8%, hasta los 569,33 euros. Por su parte, las percepciones no salariales repuntaron un 12%, hasta los 102,41 euros, destacando el repunte de las indemnizaciones por despido y de las prestaciones sociales directas.

Según los datos del INE, los costes laborales por hora de trabajo efectiva aumentaron un 4,2% en el tercer trimestre de 2009, hasta situarse en 19,55 euros. Este crecimiento, superior al del coste laboral por trabajador, se debió al descenso en un 0,8% del número de horas efectivamente trabajadas.

CONSTRUCCIÓN LIDERA LA SUBIDA DE LOS COSTES LABORALES

Por sectores de actividad, la construcción fue el sector que presentó en el tercer trimestre una mayor incremento del coste laboral total, al crecer éste un 4,9%, hasta 2.490,56 euros. El 'ladrillo' registró aumentos en todos los componentes del coste laboral: salarios ordinarios, pagas extraordinarias y, dentro de los otros costes, los de despidos e indemnizaciones por fin de contrato.

La industria, por su parte, registró el menor crecimiento del coste laboral total, un 2,9%, hasta 2.680,62 euros, debido principalmente al elevado número de expedientes de regulación de empleo que afectan al sector. La industria es, además, la actividad económica donde más se incrementan las indemnizaciones por despido y las prestaciones sociales directas.

En el sector servicios, el coste laboral total repuntó un 3,5% respecto al tercer trimestre de 2008, hasta alcanzar los 2.364,44 euros. Aquí también resalta el repunte de los costes del despido y las prestaciones sociales.

La construcción también registró el mayor crecimiento del coste salarial total (+4,8%), seguido de los servicios (+3,2%) y la industria (+2%). En el caso de los otros costes, construcción también fue el sector de cabeza, con un repunte del 5,2%, seguido de la industria (+5,1%), y de los servicios, con un alza del 4,3%.

PAIS VASCO Y MADRID, LOS SUELDOS MÁS ELEVADOS

Por comunidades autónomas, los costes laborales más altos correspondieron a País Vasco (2.842,23 euros por trabajador y mes), Madrid (2.783,90 euros), Cataluña (2.534,42 euros) y Navarra (2.523,20 euros), mientras que los más bajos se dieron en Extremadura (2.081,13 euros), Canarias (2.115,20 euros), Galicia (2.196,15 euros) y Comunidad Valenciana (2.200,03 euros).

Por su parte, los salarios más elevados correspondieron a País Vasco (2.123,87 euros por trabajador y mes), Madrid (2.056,41 euros por trabajador y mes), Navarra (1.858,83 euros) y Cataluña (1.854,37 euros). Por el contrario, Extremadura (1.479,79 euros), Canarias (1.525,02 euros) y Comunidad Valenciana (1.583,73 euros) presentaron los más bajos.

JORNADA SEMANAL DE 35,8 HORAS

Según los datos de Estadística, la jornada semanal media (considerando conjuntamente tiempo completo y parcial) alcanzó las 35,8 horas en el tercer trimestre de 2009, perdiéndose una media de 7,4 horas por semana, la mayoría de ellas por vacaciones.

Si se añaden las horas extras y se restan las horas perdidas, la jornada se reduce a 28,6 horas efectivas de trabajo.

Según el tipo de jornada, la diferencia salarial entre los trabajadores a tiempo completo y parcial es de 4,59 euros por hora, con 14,73 euros por hora para los primeros, y de 10,14 euros para los segundos.