El Congreso de los Diputados ha aprobado hoy un impuesto propuesto por el gobierno para las empresas de telecomunicaciones y las cadenas de televisión, que ayudará a financiar la eliminación de la publicidad en la cadena estatal de televisión RTVE.
La nueva ley, que aún debe ser aprobada en el Senado, gravará a las operadoras de telecomunicaciones el 0,9% de sus ingresos brutos anuales y el 3% en el caso de las cadenas de televisión en abierto. Las cadenas de televisión de pago pagarán el 1,5% de sus ingresos brutos.
Telefónica SA, Vodafone PLC y France Telecom SA son las mayores operadoras de telecomunicaciones en España y probablemente será las más afectadas por el nuevo impuesto.
Las cadenas de televisión afectadas son Gestevisión Telecinco, Antena 3 de Televisión, la cadena Cuatro de Promotora de Informaciones SA y La Sexta.