Las ventas minoristas en la zona euro registraron un descenso de dos décimas en agosto respecto al mes anterior, gracias a los avances del 1,5% en Polonia y del 1,4% de España, mientras que en términos interanuales el retroceso alcanzó el 2,6%, según los datos publicados por la oficina comunitaria de estadísticas, Eurostat.
En el conjunto de la Unión Europea (UE) el comercio minorista bajó tres décimas respecto a julio, mientras que el dato interanual registró un descenso del 1,8%.

En términos interanuales, la rúbrica de alimentos, bebidas y tabaco bajó un 1,3% en la zona euro y tres décimas en la UE, mientras que el sector no alimentario retrocedió un 3,2% y un 2,1%, respectivamente.

Así, entre los países miembros cuyos datos estaban disponibles, el comercio minorista registró avances en cuatro estados y retrocedió trece. Los mayores incrementos se observaron en Polonia (+6,8%) y Austria (+1,3%), mientras que los mayores descensos se registraron en Letonia (-30,3%), Estonia (-20,6%), Lituania (-20,3%) y Eslovenia (-13,2%).

En el caso de España, las ventas del comercio minorista experimentaron en agosto un repunte mensual del 1,4%, el segundo mayor entre los países analizados, aunque en términos interanuales el volumen retrocedió un 4,1%.