El Bundesbank prevé un crecimiento del PIB alemán en 2008 del 1,6% frente al 2% previsto anteriormente. En su informe mensual para diciembre, el banco central germano señala que el crecimiento del PIB volverá a repuntar en 2009 hasta el 2%. Pese a la ralentización del crecimiento en los dos próximos años, la economía de Alemania sigue mostrando un crecimiento sólido. Respecto a la inflación, el Bundesbank prevé que el IPC armonizado subirá al 2,3% en 2008 y el 1,5% en 2009, asumiendo que los precios del petróleo y el sector agrícola se relajen. El banco prevé un precio medio del petróleo a 88,6 dólares en 2008 y del 83,7 en 2009.