El Banco Portugués de Inversiones, participado en un 25% por la española La Caixa, informó hoy de que ganó un 22% menos en el primer trimestre de este año, para situarse el beneficio en 75,3 millones de euros. En un comunicado enviado a la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM), BPI precisa que la rentabilidad de los capitales propios (ROE) fue del 18,8%. BPI explica que los resultados fueron afectados por la crisis de crédito y tuvo que reconocer en el primer trimestre un total de 22,9 millones de euros por vehículos de inversión estructurada o 'SIV'. Los SIV permiten a los bancos invertir en activos a largo plazo (muy a menudo en deuda respaldada por hipotecas) sin tener que contabilizar las inversiones en su balance. El margen financiero aumentó el 2,5%, para alcanzar los 159,4 millones de euros y el producto bancario creció el 4,5%, hasta 309,2 millones.