El Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD), el Banco de Inversiones (BEI) y el Banco Mundial se han comprometido a facilitar 24.500 millones de euros a las entidades financieras de Europa central y del este. En un comunicado divulgado hoy en Londres por el BERD, los tres bancos señalan que esta ayuda pretende apoyar a las entidades afectadas por la crisis económica global. Esta respuesta tendrá en cuenta las diferentes circunstancias macroeconómicas de los países de Europa del este, añade. El presidente del BERD, Thomas Mirow, señaló en la nota que las instituciones "trabajan juntas para encontrar soluciones prácticas, eficaces y oportunas a la crisis en Europa del este. Actuamos porque tenemos una especial responsabilidad en la región". "Durante muchos años, la creciente integración de Europa ha sido una fuente de prosperidad y beneficio mutuo y no debemos permitir que este proceso quede revertido", agregó Mirow.