Wells Fargo registró un beneficio de primer trimestre de 2.000 millones de dólares (1.254 millones de euros), o 60 centavos por acción, un 10,7% menos del obtenido el mismo periodo del año anterior. Las ventas crecieron un 12% hasta 10.600 millones. La previsión media de los analistas consultados por Thomson Financial era de un beneficio por acción de 57 centavos con unos ingresos de 10.410 millones. Wells Fargo dijo que sus amortizaciones netas ascendieron a 1.500 millones en el último trimestre, mientras que realizó una provisión total de 2.000 millones de dólares por insolvencia.