Swiss Reinsurance ha anunciado el martes que su beneficio neto cayó con fuerza en el primer trimestre ya que la compañía se vio dañada por una nueva rebaja de valor contable por sus inversiones relacionadas con los créditos de alto riesgo. El beneficio neto entre enero y marzo descendió un 53% a 624 millones de francos suizos, unos 594 millones de dólares, por debajo de las expectativas de los analistas de 890 millones de francos suizos. La compañía explica que el fuerte recorte del beneficio neto se debió sobre todo a nuevas pérdidas por valor de 819 millones de francos por acuerdos de canje por incumplimiento crediticios, o CDS. Swiss Re apunta que sigue aspirando a su objetivo de una rentabilidad sobre fondos propios del 14% a largo plazo. En el primer trimestre, esa cifra fue del 8,5%.