El beneficio operativo creció el 8,3%, hasta 3.294 millones, mientras que el beneficio bruto de explotación (EBITDA) alcanzó los 4.711 millones, un 13% más. Los resultados del primer semestre han estado marcados por los altos precios del crudo, que han disparado el beneficio operativo del área de Exploración y Producción, y por el descenso de los márgenes en las actividades de refino y petroquímica.