El resultado neto de las empresas no financieras registró el pasado año un aumento del 11,9% como consecuencia del efecto de los resultados atípicos, que se concentró en algunas grandes empresas, según el Boletín Económico del Banco de España correspondiente al mes de marzo.
El pasado ejercicio se caracterizó, de forma generalizada, por una "intensa contracción" de la actividad económica de las empresas, que se redujo un 9,5%, frente al retroceso del 3,1% contabilizado en el ejercicio precedente, lo que mermó la capacidad de generar excedentes y de crear empleo.