Allianz ha informado de que su beneficio neto se redujo un 65% en el primer trimestre, lastrado por importantes rebajas de valor contable sobre productos estructurados como consecuencia de la crisis financiera, lo que hizo que su división de banca de inversión registrara pérdidas por tercer trimestre consecutivo. El beneficio neto del primer trimestre descendió a 1.150 millones frente a 3.240 millones de euros en el mismo periodo del año anterior. Los ingresos totales cayeron un 5,7% a 27.700 millones frente a 29.300 millones en el periodo comparativo de 2007. Allianz mantuvo su objetivo de incrementar su beneficio neto un 10% de media hasta 2009, aunque reconoció que será difícil si persisten las actuales condiciones de mercado.
En todo caso, la aseguradora atribuyó la mayor parte de la caída a rebajas de valor contable de 845 millones de euros en su filial de banca Dresdner Bank. La mayor aseguradora europea además puso en duda su perspectiva a medio plazo. "Sabiendo que 2008 será un año complicado, cuanto más dure este panorama más difícil será alcanzar nuestra perspectiva a medio plazo", comentó el director financiero de la compañía, Helmut Perlet. "Aunque estamos viendo menor tensión en los precios de las hipotecas residenciales así como una tímida recuperación de las bolsas, es difícil predecir cuando remitirá la tormenta", añadió. Allianz también señaló que la crisis financiera ha afectado a otros negocios suyos. El menor beneficio trimestral de sus operaciones de seguros y gestión de activos también minaron los resultados.