El resultado neto de Indra totaliza 11 millones de euros frente a los 21 millones que obtuvo durante el mismo periodo en 2017, un 49% menos. En el Ibex 35 las acciones de la compañía tecnológica suben un 0,8% hasta los 11,55 euros por acción, liderando así las subidas en el selectivo español. 

Los beneficios de la empresa consultora Indra han experimentado un descenso del 49% en términos comparativos con el mismo trimestre del año anterior, lo que ha provocado un descenso en el beneficio neto por acción básico de un 52%. La compañía ha atribuido estas cifras al menos resultado operativo y a los mayores gastos financieros, ya que elevó su contratación un 26% y sus ingresos un 15%.

El EBITDA en el primer trimestre de 2018 alcanzó los 48 millones de euros, con un margen operativo que se sitúa en el 6,7% frente al 7,5% del mismo periodo del pasado año. Excluyendo los costes de restructuración, el margen habría alcanzado el 7,6%.

 

 

La contratación neta en moneda local aumento un 26% alcanzando los 1.040 millones de euros, con crecimientos en el negocio de T&D (Defensa, Seguridad, Transporte y gestión de tráfico aéreo).

Las ventas de la consultora alcanzan los 714 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 15% en moneda local. Dichas ventas se han visto impulsadas por la aportación de Tecnocom, el negocio de Elecciones, así como por Defensa & Seguridad y por el negocio de Tráfico Aéreo. En sentido contrario, se han visto afectadas por el tipo de cambio con un descenso de 23 millones de euros, así como por la estacionalidad de la Semana Santa y el impacto de la NIIF 15.

El resultado financiero cae 9 millones de euros en el primer trimestre de 2018 en comparación con la caída de 2 millones de euros en el mismo periodo del pasado año, debido a que en el primer trimestre de 2017 se produjo un efecto positivo asociado a ciertas coberturas por el tipo de cambio y otros resultados financieros, que ya han sido revertidos.

La generación de caja bajó 6 millones de euros frente a los -5 millones del primer trimestre de 2017, mostrando, según ha señalado la compañía, un comportamiento "muy positivo" teniendo en cuenta que absorbió el aumento del Capex y la "fuerte" generación de caja que se alcanzó en el cuarto trimestre de 2017 por la anticipación de cobros y otras variaciones operativas.

La compañía mantiene las mismas estimaciones de ingresos, Ebit y generación de caja antes de circulante ya comunicadas para el ejercicio 2018.